Su cristalería de confianza en Caldas de Reis

Roturas y fisuras de vidrios sin causa - Cristalería Senín

En muchas ocasiones se producen fisuras o roturas en vidrios sin que medie impacto o presión. En la mayoría de los casos son debidas a las microfisuras que se originan en la superficie del vidrio durante el proceso de corte y tronzado.

¿Qué son las micro fisuras?

Son grietas microscópicas que se originan en los cantos del vidrio durante el proceso de corte y tronzado del mismo. Estas “grietas” originan un cambio en la distribución de tensiones que sufre el material, concentrándolas en sus aristas, lo que origina una extensión de la fisura a lo largo del vidrio en condiciones mecánicas que normalmente no le afectarían, como por ejemplo los esfuerzos dilatación-compresión producidos durante los choques térmicos.

¿Cuáles son los productos más sensibles a este problema?

Los vidrios de gran superficie, los laminados, los parasoles, y los vidrios de capas, por su naturaleza absorben más calor y son más propensos a fisuras por choques térmicos.

Por otro lado, los vidrios estructurales o sometidos a mayores esfuerzos por las prestaciones mecánicas que se les exige también son más propensos a sufrir fisuras debidas a concentraciones de tensiones.

Los vidrios que formen parte de correderas, escaparates, fachadas, los que se sitúen cerca de fuentes de calor y en general, cualquiera que sufra cambios notables de temperatura son especialmente sensibles de sufrir roturas o fisuras.

Por otra parte, los vidrios almacenados a la intemperie antes de su colocación pueden llegar a acumular mucha temperatura debido a que la radiación solar no se disipa, por lo que el riesgo de rotura es máximo.

¿Cómo podemos solucionar este problema?

Desde Cristalería Senín, recomendamos que los productos que vayan a estar sometidos a cualquiera de las situaciones descritas anteriormente, y todos los laminados en general, se instalen con canto pulido (preferentemente), o al menos con un aristado (menos efectivo), de esta forma se eliminan la mayor parte de las microfisuras microscópicas y con ello reducimos en gran medida el riesgo de rotura.

Por su parte, el canto arenado, también conocido como canto pulido industrial, ha demostrado ser un método menos eficiente pues no se eliminan muchas de la microfisuras generadas y además puede generar otras no existentes.

Por otro lado, el almacenamiento de los vidrios antes de su colocación es clave, no solo por roturas por choques térmicos, sino para evitar posibles problemas posteriores de condensación interior. Es por ello que deben almacenarse preferiblemente en interiores o zonas sombreadas no expuestas a la radiación solar ni a heladas.

Nuestras marcas

  • Logo de Wurth
  • Logo de Optima
  • Logo de I-Tech
  • Logo de Guardian Sun
  • Logo de Fadasa

Contacte con Cristalería Senín

Si desea solicitar más información o un presupuesto sin compromiso, contacte con nosotros.